O tuning é uma técnica muito conhecida por personalizar veículos, como carros e motos em sua estética.

Agora imagina personalizar sua bicicleta!

Para os amantes das pedaladas, essa é uma forma original de marcar a própria identidade em sua bike.

Além de itens de segurança como luzes, piscas, as pessoas procuram adaptar elementos criativos. A personalização vai de acordo com a criatividade, atitude e principalmente, o poder aquisitivo de cada um. Já que para customizar uma simples bicicleta os custos variam de acordo com a recriação do conceito estético.

Separei aqui, alguns modelos bem interessantes, algumas clássicas e outras mais ousadas, confira :

 

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Bicicletas tunadas

Si bien el mundo de las bicicletas tuning es muy reciente en Corrientes, ya es habitual ver a los jóvenes pedalear estas personalizadas “naves” por las calles de la ciudad. Este movimiento “under” surgió entre los chicos hace apenas unos años “por una necesidad de tunear algo económico que no fuera un auto o una moto”, comentó a “época” Julio Castillo (32), un verdadero artesano de la bicicleta.
Castillo se dedica a modificar bicicletas desde hace ocho años como “hobbie” y ahora montó un taller dedicado a la venta, tanto de repuestos como de unidades realizadas por él. “Esta moda surgió en Corrientes primero con los autos en la época del uno a uno (convertibilidad un peso un dólar), luego todo se volvió más caro y surgieron las motos tuning, ahora todo está muy caro y los chicos se vuelcan a las bicis, es una necesidad de tunear algo”, dijo.
Al perecer es un movimiento en crecimiento, aparecen cada vez más unidades raras y con objetos innovadores. Los chicos buscan ser originales, adaptan elementos, incluyen artefactos y adornan sus bicis con luces y hasta equipo de sonido. En algunos hasta incluyen ruedas de motos de grandes cilindradas.
“Es una cultura que fomenta la creatividad en los chicos, ellos mismos buscan personalizar sus bicicletas”, contó Castillo, quien además fundó el “Bicis Corrientes Cultur Club”, una asociación que promueve este “estilo de pedalear”. Cada chico arma la bici de acuerdo a sus posibilidades, cuando más cosas le incluyas más se debe invertir. “Hay cosas que son muy difíciles de conseguir teniendo en cuenta que las bicicletas incluyen elementos cromados, pero los chicos se amañan con lo que tienen”, explicó Castillo.
Por último dijo que habitualmente se juntan en la Costanera Sur, debajo del puente General Belgrano. “El domingo 18 nos reunimos a las 16:30, invitamos a todos los que tengan bici a acompañarnos”, dijo el hombre.

“Lowraider” o “rat rot” son las favoritas
Una bicicleta lowrider, también conocida como bicicleta chopera o muscle bike, es un estilo muy personalizado, inspirado por los autos lowriders y por las motos choperas. Estas bicicletas a menudo incluyen un largo y curvado asiento banana con una delicada barra de respaldo y un elevado y bien pulido manubrio conocido como “apehangers”.
“Tiene cromo excesivo, ruedas sobrecargadas de rayos y asientos con piel sintética, esos son los accesorios más comunes para estas bicicletas lowriders”, explicó Alejando Morales, dueño de una. Rat rot significa en la jerga “fierrera”, rata de piso o de carrertera. Estas bicicletas particularmente no tienen mucho de rat, porque este estilo tiene la particularidad de ir bien pegado al piso, como las choperas. “Son bicis rústicas de color óxido o mate, tienen las llantas pintadas de rojo y con ruedas anchas”, explicó el joven.

Pasear en bici, una costumbre en descenso
La Costanera, los parques y los paseos de la ciudad son lugares inmejorables para disfrutar de un paseo en bicicleta, una práctica saludable que se fue perdiendo en los últimos años. La “era” de las motos accesibles y la inseguridad creciente son las principales causas de perder esta costumbre correntina.
“No se puede ir más a la Costanera porque te persiguen para robarte la bicicleta”, comentó a este medio Adolfo (47), un bicicletero de calle Yrigoyen al 1800 con más de 20 años de experiencia en el rubro. Para él la Costanera es uno de los puntos más frecuentes para ciclistas por la agradable vista del Paraná.
“Los concejales deberían trabajar en la creación de una bicisenda, como en Posadas, donde la gente disfruta de un espacio con más de nueve kilómetros para pedalear”, dijo Adolfo. En cuanto a las ventas de rodados, el comerciante manifestó que cayeron un 30 por ciento. “Esto es porque la moda es cíclica, ahora la gente prefiere las motos, pero después vuelven a las bicicletas porque son más económicas”, explicó. Por último contó que los chicos de hoy piden “cosas raras”, en relación a las bicis tuning.

Mantenha-se criativo! Lhe sugerimos estes:

 

Receba nossas atualizações no seu e-mail: